Amigurumi es un palabra japonesa que significa “peluche tejido”. Es una tendencia o moda proveniente de Japón, que consiste en tejer pequeños muñecos, que suelen ser animales, mediante las técnicas de crochet o ganchillo con lana o algodón.

Para rellenar un amigurumi se usa espuma o algodón, aunque se están empleando materiales reciclados, incluso arena, arroz o garbanzos. El resultado depende del material que se use en el relleno, si se desea más ligero o pesado, maleable o rígido, grande o pequeño…

Hay tantas formas de amigurumis como de las que nos permite el ganchillo, más sencillas o más complicadas según el artesano que los crea.

Y ahora tenemos en La Ranilla Espacio Artesano.