Todos los lunes, de 11:00 a 13:00 horas en la sala de La Ranilla Arte Cultura de Puerto de la Cruz, taller de ROSETAS Y CALADO CANARIO.

 

Cabildo de Tenerife:

“La roseta consiste en la elaboración de un tipo de encaje de aguja, para el que se utiliza una almohadilla denominada pique.

Las rosetas, han sido y son una de las labores de aguja más representativas del Archipiélago Canario, con especial desarrollo en Tenerife y Lanzarote. Descendientes directas de los trabajos de deshilado – calados – y que representan la única aportación genuinamente española a la amplia variedad de encajes realizados en Occidente.

Los trabajos con rosetas perviven en Tenerife de forma residual en Arona y Vilaflor habiendo desaparecido en la zona Norte donde esta labor era muy practicada.

En Lanzarote las siguen elaborando aunque de forma minoritaria, y en Fuerteventura y en Gran Canaria se han extinguido.

Las emigrantes canarias las llevaron a muchos países de América, Asia y Europa donde se siguen ejecutando y reciben diferentes nombres.

Sus antecesores más directos en la Península fueron las labores denominadas soles o ruedas y en Canarias  los soles canarios presentes en los calados. Aunque todos ellos parten de un tejido previamente deshilado trabajado en un bastidor, las rosetas se desarrollaron como una técnica diferente que prescinde de la tela base.

Durante el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, tuvieron especial desarrollo en nuestro archipiélago llegando a constituirse en industria artesana, explotada casi siempre por casas comerciales extranjeras, que las difundieron principalmente por Europa y América,  y donde se pusieron de moda como labor casera de las damas, propagándose la técnica por medio de numerosas publicaciones.